Preloader

¿QUIÉNES SOMOS?

“Queremos ver personas salvas por Jesucristo y transformadas por el poder del Espíritu Santo” – Jerry McNally

Jerry McNally

 

Jerry McNally es misionero desde hace más de 30 años y es el fundador de más de cinco ministerios de alto impacto en México y Estados Unidos. Originarios del estado de Minnesota, EUA, Jerry y su esposa Susy pasaron sus primeros ocho años de ministerio fundando iglesias en la Sierra Mixteca de Oaxaca, México.

En 1994, Jerry, Susy y sus 5 hijos, iniciaron la casa hogar “Esperanza Viva, Jóvenes de México, A.C”, la cual ha brindado apoyo físico, emocional y espiritual a más de 500 niños en riesgo desde su inicio hasta el día de hoy. También fundaron el “Colegio Naciones”, que se encarga de brindar educación, no solo a los niños de Esperanza Viva, sino a la comunidad alrededor.

Su llamado de levantar jóvenes radicales para alcanzar las naciones, lo llevó a fundar “Instituto Ministerial Naciones” donde se ha entrenado a más de 650 jóvenes, muchos de los cuales siguen sirviendo de tiempo completo en diversos ministerios, misioneros, pastores, etc.

Jerry es el pastor principal de la iglesia “Ministerios Cristianos a las Naciones A. R.” (Iglesia Naciones) en Puebla, México. Su visión es compartir el amor de Dios y así cumplir con la gran comisión de llevar el evangelio de Jesús a todas las naciones.
Y por último, “Living Hope International” – una agencia misionera que sostiene y da cobertura a viajes de corto plazo y misioneros de tiempo completo.

Tiene pasión y experiencia en temas sobre el Espíritu Santo, Misiones, Trabajo con Jóvenes, Liderazgo, Administración entre otros. Actualmente residen y dirigen esta obra desde su sede en Puebla. Jerry disfruta de la naturaleza a través de la práctica del ciclismo y el montañismo.


 

QUIÉNES SOMOS

Somos creyentes apasionados por Jesucristo y por hacer Su voluntad. Queremos adorar a Dios y vivir guiados por el Espíritu Santo, caminando en Su poder y dejando huella en el mundo en que vivimos.

Somos una comunidad generacional con un enfoque especial en los niños, adolescentes y jóvenes: Creemos que son los futuros líderes de la Iglesia de Cristo y que su fe, educación y cuidado son sumamente importantes.

Además de los jóvenes tenemos una pasión especial por:

Misiones:

Creemos que Dios quiere levantar y preparar misioneros para llevar Su evangelio a toda la ciudad, la república y las naciones, y queremos ser parte de esto, levantando siervos apasionados y comprometidos a servirle a Él.

Alabanza:

Queremos ser un ministerio con corazón de alabanza, adorando a Dios con un fluir poco común y crear así un movimiento musical de impacto.

Lo Profético:

Sabemos que la Iglesia de Cristo necesita tener la visión de Dios para hacer Su voluntad, y queremos ser parte al compartir enseñanzas sanas de lo profético, para equipar a los santos para la obra del ministerio.

 

LO QUE CREEMOS

Estamos convencidos que hay una doctrina básica, a la cual todo cristiano debe adherirse; reconocemos que uno puede tener doctrina correcta y a la vez perjudicar a la iglesia con divisiones sobre asuntos no esenciales. De acuerdo con el mandamiento de Jesús, de amar al Señor nuestro Dios con todo el corazón, alma, mente y fuerzas, y de amar al prójimo como así mismo, deseamos que haya congruencia en lo esencial, libertad en lo no esencial y amor en todas las cosas.

Sobre la Biblia:

Los sesenta y seis libros de la Biblia componen el canon completo de la Escritura, siendo inspirada por Dios, con autoridad e infalible. La Palabra de Dios es la máxima fuente de verdad para la fe y la vida cristiana, por lo tanto, consideramos inaceptable cualquier doctrina que contradiga a la Palabra de Dios; hay muchas prácticas en la iglesia que se consideran ortodoxas, pero no están directamente mencionadas en la Escritura; en estos puntos, permitimos libertad de creencia, pero nos esforzamos por mantener la sencillez de la Biblia.

 

Sobre Jesucristo:

Jesús es Dios encarnado, completamente Dios y completamente hombre. Fue concebido por el Espíritu Santo y nacido por la Virgen María, hizo milagros, vivió una vida sin pecado, y se ofreció a Sí mismo en sacrificio para expiación por todos los pecadores, resucitó corporalmente de la muerte y ascendió al cielo, donde intercede por nosotros a la diestra del Padre. Por medio de Su muerte y resurrección, estableció Su poder sobre el pecado y la muerte y todo aquel que cree en Él, tiene vida eterna, es perdonado y redimido.

 

Sobre la Iglesia:

Es el plan de Dios que todo creyente conviva con otros creyentes; la Iglesia es el cuerpo de Cristo, el instrumento primario por el cual Dios cumple Su propósito en la tierra. Dios llama a todo creyente a exaltar a Jesús, proclamando Su nombre en todas las naciones. En específico, Dios manda a la Iglesia a dar y ministrar a los pobres, oprimidos, desamparados y necesitados como expresión del corazón de Dios Padre.

 

Sobre Dios:

Hay un solo Dios, creador del universo, soberano, sustentador de todas las cosas, que existe eternamente en tres personas: Dios el Padre, Jesucristo el Hijo y el Espíritu Santo, como un Dios son iguales en poder, deidad y gloria.

 

Sobre la Salvación:

La salvación de la humanidad es un don de gracia que viene solo por la obra redentora de Jesucristo. Todos hemos pecado, por lo tanto estamos condenados a muerte, solo por medio de la fe dependemos completamente de la justicia de Jesucristo para redimirnos. Nuestras obras buenas son aceptables a Dios sólo como una respuesta a Su amor y no como un medio para ganar la salvación.

 

Sobre las Santas Ordenanzas:

El Bautismo en agua y la Santa Cena han sido dados a nosotros como testimonios de la bondad de Dios y de nuestra convivencia con Él en la Iglesia.
Son canales de bendición y gracia y deben ser celebrados por la Iglesia hasta que Cristo regrese; sin embargo, no son significativas para la salvación.

 

Sobre la Humanidad:

Aunque fuimos creadas a la imagen de Dios, bueno y santo, por nuestra rebeldía y desobediencia hemos caído de la perfección y somos pecaminosos por naturaleza. Por causa de nuestra maldad, estamos separados de Dios, y sin Jesucristo somos completamente incapaces de ser aceptables a Dios.

 

Sobre el Espíritu Santo:

El Espíritu Santo regenera y mora en los creyentes cristianos, el bautismo del Espíritu Santo imparte poder para testificar y unción para ministrar, está disponible a todos los que confían en Cristo pero no es necesario para la salvación. El verdadero bautismo del Espíritu Santo se identifica con un aumento a la semejanza a Cristo y la evidencia del fruto del Espíritu.
El Espíritu también capacita a hombres y mujeres cristianos con dones espirituales para animar y edificar a la iglesia. Hoy en día el Espíritu Santo obra con señales y prodigios para la gloria de Dios.

 

Sobre la Segunda Venida de Cristo:

Es inminente la segunda venida de Cristo a la tierra, que será de manera corporal y visible y así consumará Su reino. Hasta entonces, los creyentes deben trabajar y orar fervientemente por una gran cosecha de almas y una Iglesia unida, pura, y poderosa.

 

Sobre la Eternidad:

El cielo y el infierno existen. Los hombres y las mujeres son seres eternos y existirán para siempre, ya sea en convivencia con Dios o separado de Su presencia; tanto los salvos, como los perdidos serán resucitados corporalmente, unos galardonados con vida en el cielo y otros consignados al infierno.

Jerry McNally, es el pastor principal de 3 campus de Iglesia Naciones en la ciudad de Puebla. Con el deseo y la pasión de compartir el amor de Dios y así cumplir con la gran comisión de llevar el evangelio de Jesús a todas las naciones.
Nuestra visión es entrenar jóvenes y formar líderes con un deseo por servir a Dios. Los guiamos de una manera radical y práctica para llevar a cada uno de ellos a vivir en entrega total, apartándose de todo para responder y escuchar más fuerte la voz de Dios.
Es un ministerio con la visión de recibir grupos nacionales e internacionales, donde más de 10 mil visitantes en los últimos 25 años han formado parte de un cambio en México, cada persona ha sido retada, regresando a sus iglesias con un corazón completamente transformado.
Alrededor de 25 años el ministerio de la casa hogar ha rescatado a más de 550 niños de la calle expuestos al maltrato, abuso, drogas y marginación, el propósito es que los niños y jóvenes albergados vean que existe una esperanza real para ellos.
Nuestro Anhelo es instruir y formar niños a través de la educación con valores cristianos desarrollando liderazgo para que respondan a las necesidades del mundo actual, el deseo es que impacten al mundo con el amor de Cristo.